En cumplimiento de lo dispuesto en el apartado 5 del Artículo 4 del DECRETO 25/2019, de 26 de febrero, de certificación de la eficiencia energética de los edificios en la Comunidad Autónoma del País Vasco, su procedimiento de control y registro (BOPV nº 49 del 11/03/2019) por el cual se abordan las obligaciones que en el Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, se encomiendan a las Comunidades Autónomas relativas a la regulación del ejercicio de una serie de funciones ordenadas a garantizar la corrección y efectividad de los Certificados de Eficiencia Energética, cuyo núcleo está constituido por el control y registro de los mismos, por las previsiones que garanticen el cumplimiento de las obligaciones impuestas a las personas promotoras o propietarias de someter a certificación de eficiencia energética los edificios, así como por la regulación de la exhibición de la Etiqueta de Eficiencia Energética (a su vez, trasposición parcial de la Directiva 2002/91/CE, en lo referente a la certificación energética y la Directiva 2010/31/UE, de 19 de mayo, relativa a la eficiencia energética de los edificios) EULABE SL informa a sus clientes de los siguientes particulares:

En su Preámbulo, el RD 235/2013 establece “la obligación de poner a disposición de los compradores o usuarios de los edificios un certificado de eficiencia energética que deberá incluir información objetiva sobre la eficiencia energética de un edificio y valores de referencia tales como requisitos mínimos de eficiencia energética con el fin de que los propietarios o arrendatarios del edificio o de una unidad de éste puedan comparar y evaluar su eficiencia energética”. Del mismo modo, el párrafo 2 de su Artículo Único declara que “Cuando se construyan, vendan o alquilen edificios o unidades de éstos, el certificado de eficiencia energética o una copia de éste se deberá mostrar al comprador o nuevo arrendatario potencial y se entregará al comprador o nuevo arrendatario, en los términos que se establecen en el Procedimiento básico”.

En el párrafo 2 del Artículo 14 del Procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios incluido en el mismo RD 235/2013 relativo a la información sobre el certificado de eficiencia energética se afirma que:

“2. Cuando el edificio existente sea objeto de contrato de compraventa de la totalidad o parte del edificio, según corresponda, el certificado de eficiencia energética obtenido será puesto a disposición del adquiriente. Cuando el objeto del contrato sea el arrendamiento de la totalidad o parte del edificio, según corresponda, bastará con la simple exhibición y puesta a disposición del arrendatario de una copia del referido certificado”.

Por su parte, el DECRETO 25/2019, de 26 de febrero, de certificación de la eficiencia energética de los edificios en la Comunidad Autónoma del País Vasco, su procedimiento de control y registro (BOPV nº 49 del 11/03/2019) precisa para los diversos agentes implicados en los procesos de compraventa o arrendamiento de inmuebles el sentido de las obligaciones y responsabilidades expresadas:
“Artículo 4. Obligaciones y responsabilidades:

1 La persona promotora o propietaria del edificio, o de parte del mismo, tiene la responsabilidad de: a. Disponer de la Certificación de Eficiencia Energética del inmueble de su propiedad, así como de su actualización, cuando la misma sea obligatoria de acuerdo con la normativa vigente. b. Encargar a un agente acreditado el control del Certificado de Eficiencia Energética cuando dicho control sea exigible, salvo en las excepciones expresamente dispuestas en el mismo. c. Colaborar con el agente acreditado y facilitar el desarrollo de la labor de control, garantizando el libre acceso del agente acreditado a toda la documentación que estime relevante para el control del Certificado de Eficiencia Energética y el libre acceso al edificio, o parte del mismo. d. Inscribir el Certificado de Eficiencia Energética en el Registro habilitado al efecto, en la forma y plazos establecidos en este Decreto. e. Conservar la documentación concerniente a la certificación energética para cualquier inspección o requerimiento, en especial, el Certificado de Eficiencia Energética y la Etiqueta de Eficiencia Energética en vigor. f. Poner a disposición de las personas indicadas en el apartado 4.º del articulo 3 [quienes ejerzan funciones de oferta, promoción o publicidad de venta o arrendamiento de edificios o parte de edificios] la Etiqueta de Eficiencia Energética del edificio, o de la parte del mismo, para que las mismas puedan cumplir con las obligaciones de incluir la calificación energética, en toda oferta, promoción o publicidad dirigida a la venta o arrendamiento del mismo. g. Poner a disposición de toda persona interesada en la compra o alquiler del edificio, o parte del mismo, el n.º de registro del Certificado de Eficiencia Energética emitido por el Registro habilitado al efecto, en el plazo y forma establecidos en las disposiciones de este Decreto. h. Con anterioridad a la formalización de la compra o arrendamiento, hacer entrega, a la persona compradora o arrendadora del edificio, o parte del mismo, del Certificado de Eficiencia Energética, de los archivos informáticos correspondientes al procedimiento de certificación energética y su Etiqueta de Eficiencia Energética acreditativa de la inscripción en el Registro habilitado al efecto. (…) 5 Los portales web inmobiliarios, así como los periódicos, revistas y otros espacios, sea cual sea su formato, que dispongan de secciones de publicidad de venta y alquiler de edificios, o parte de los mismos, en las que se publiciten inmuebles ubicados en esta Comunidad Autónoma, serán responsables de incluir, de manera permanente, información relativa al significado, funcionamiento y obligación de disponer del Certificado de Eficiencia Energética, basada en las disposiciones establecidas tanto en el Real Decreto 235/2013 como en el presente Decreto.

6 Las personas físicas o jurídicas, elegidas por el promotor o propietario para prestar servicios de mediación, asesoramiento y/o gestión en transacciones inmobiliarias, serán responsables de: a. Requerir a todo promotor o propietario que contrate sus servicios la entrega de la Etiqueta de Eficiencia Energética del edificio, o de la parte del mismo, cuya venta o arrendamiento sea objeto de la contratación. b. Informar sobre la calificación energética en toda oferta, promoción o publicidad dirigida a la venta o arrendamiento del edificio, o de la parte del mismo, según las disposiciones del presente Decreto. c. Poner a disposición de toda persona interesada en la compra o alquiler del edificio, o parte del mismo, el n.º de registro del Certificado de Eficiencia Energética emitido por el Registro habilitado al efecto, en el plazo y forma establecidos en las disposiciones de este Decreto. d. Incluir en sus páginas web, escaparates y otros formatos publicitarios información permanente relativa al significado, funcionamiento y obligación de disponer del Certificado de Eficiencia Energética, de acuerdo con lo establecido tanto en el Real Decreto 235/2013 como en el presente Decreto”.

En relación con el incumplimiento de las mencionadas obligaciones y responsabilidades el Artículo 38 de este mismo Decreto aborda la posible imposición de sanciones:

“1. El incumplimiento de los preceptos del Real Decreto 235/2013 o del presente Decreto que constituyan infracciones en materia de certificación energética tipificados según lo establecido en la disposición adicional duodécima del Real Decreto legislativo 7/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba la Ley del suelo y rehabilitación urbana, se sancionará de acuerdo con lo dispuesto en la disposición adicional decimotercera de la citada ley, por el departamento competente en materia de Energía. 2. Los incumplimientos de los preceptos contenidos en este Decreto que constituyan infracciones en materia de defensa de los consumidores y usuarios serán sancionados de acuerdo con lo previsto en la Ley 6/2003, de 22 de diciembre, de Estatuto de las Personas Consumidoras y Usuarias, por el departamento competente en materia de Consumo.”

Con respecto a la Etiqueta de Eficiencia Energética, el Artículo 31 manifiesta lo siguiente:
“1.- La Etiqueta de Eficiencia Energética del edificio se obtiene tras la inscripción del correspondiente Certificado de Eficiencia Energética en el Registro de Certificación de Eficiencia Energética de Edificios del País Vasco.
2.- El Certificado de Eficiencia Energética junto con la correspondiente Etiqueta constituirán un todo indivisible, siendo éste el documento que debe entregarse al comprador o arrendatario, junto con los archivos informáticos correspondientes al procedimiento de certificación energética.”

El Artículo 5 incide en la validez del Certificado de Eficiencia Energética de un conjunto de viviendas para cada una de ellas:
“Para el caso concreto de edificios de uso residencial vivienda, el Certificado de Eficiencia Energética del conjunto de las viviendas podrá emplearse en el proceso de venta y alquiler de cada una de las viviendas que lo componen, siempre y cuando se encuentre vigente y debidamente inscrito en el Registro habilitado al efecto”.
Por último, el Artículo 34 precisa aspectos básicos de la publicidad de la calificación energética:
1. La información sobre la calificación energética debe ser incluida en toda oferta, promoción o publicidad dirigida a la venta o arrendamiento del edificio o parte del mismo, salvo las excepciones establecidas en el presente Decreto, y en la misma ha de expresarse, de forma clara e inequívoca, si se refiere al Certificado de Eficiencia Energética del proyecto, del edificio terminado o del existente. 2. La información sobre la calificación energética se materializará de la siguiente manera: a. Cuando se utilicen soportes publicitarios tales como vallas de obra, escaparates, portales inmobiliarios u otros análogos, la información referente a la calificación energética expresará, como mínimo y de manera visible, la escala de calificación energética y la calificación obtenida. b. Cuando se trate de anuncios de prensa escrita se deberá incluir la calificación energética. c. En los anuncios de audio bastará con indicar la calificación energética. d. En los carteles de venta o alquiler, ubicados en el exterior de edificios o viviendas, y en los que solo consta el teléfono de contacto, no se exigirá publicitar información sobre la calificación energética.
En cualquiera de los casos anteriores, la persona promotora o propietaria del edificio, o de la parte del mismo, es responsable de poner a disposición de toda aquella persona interesada en la compra o alquiler del mismo el número de registro del Certificado de Eficiencia Energética emitido por el Registro de Certificados de Eficiencia Energética del País Vasco adscrito a la Dirección competente en materia de Energía.
La puesta a disposición del número de registro a cualquier persona interesada en la compra o alquiler del edificio, o parte del mismo, deberá realizarse en el mismo momento en el que esta solicite información del inmueble, ya sea en respuesta a solicitudes realizadas tanto de manera presencial ante la propia persona promotora, propietaria, o ante cualquier persona física o jurídica, definida por las anteriores para prestar servicios de mediación, asesoramiento y gestión en transacciones inmobiliarias, como de manera electrónica a través de portales inmobiliarios”.